≫ Síntomas de la Impotencia Masculina

Síntomas de la impotencia masculina

La impotencia masculina consiste en no poder tener y mantener una erección con la firmeza suficiente para el sexo.

El hecho de que de vez en cuando tenga problemas de erección no siempre es motivo de preocupación. Sin embargo, cuando la impotencia sexual es un tema continuo, puede provocar estrés, influir en su confianza en sí mismo y agravar los problemas de relación. La erección también puede ser un signo de una condición de salud subyacente que requiere tratamiento y que constituye un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas.

Pero si te preocupa los primeiros síntomas de impotencia masculina, consulta a tu médico, aunque te dé vergüenza. En ocasiones, el tratamiento de una condición latente es suficiente para revertir la impotencia. Puede ser necesario el uso de medicamentos u otros tratamientos directos en otros casos.

Los síntomas de impotencia masculina en jóvenes y/o personas adultas

Entre los síntomas de la impotencia masculina podrían incluirse los de persistencia, como por ejemplo:

➡ Dificultad para lograr una erección.
➡ Pérdida de la erección.
➡ Reducción del deseo sexual.

Los signos y síntomas de la impotencia masculina incluyen:

➡ Ser capaz de tener una erección a veces, pero no siempre que quieras tener relaciones sexuales.
➡ Ser capaz de tener una erección, pero no tenerla el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales.
➡ No poder tener una erección en ningún momento.

La impotencia masculina suele ser un síntoma de otro problema de salud o factor relacionado con la salud. Así que también debe tener en cuenta eso.

Prevención para los síntomas da impotencia masculina

Una gran variedad de opciones de estilo de vida podría afectar la capacidad de alcanzar y mantener una erección, de modo que en algunos casos se puede prevenir los síntomas de impotencia masculina. A los hombres se les anima a que manejen sus problemas de salud crónicos con su doctor y que hagan regularmente ejercicio. De igual manera se debe evitar fumar y el exceso de alcohol y buscar ayuda contra la ansiedad o la depresión para mejorar las erecciones y evitar una impotencia sexual.

La función sexual sana ofrece muchos beneficios, tanto si estimula el sistema inmunitario como si es bueno para liberar el estrés. Entonces, ciertamente, usted no necesita darse por vencido con esto sólo porque está envejeciendo.