¿Cómo Solucionar Problemas de Impotencia Masculina?

Las 5 maneras naturales de cómo solucionar el problema de la impotencia masculina

Estas preguntas son de mayor importancia y de reflexión antes de saber cómo resolver un problema de impotencia, ¿Correrás tan rápido como cuando tenías 20 años? ¿Le diste a una pelota de béisbol lo más lejos que pudiste? Con seguridad la respuesta de estas dos preguntas es un no.

Pero a medida que nos hacemos mayores, aún hay muchas maneras de seguir en el juego y disfrutarlo. Esto es tan cierto en el sexo como en el mundo del deporte.

El problema de la impotencia masculina se puede producir por varias razones. Algunas veces es tan simple como el efecto secundario de una medicación en especial. Sin embargo, la causa es más compleja para aproximadamente el 75% de los hombres. La impotencia sexual puede ser resultado de enfermedades vasculares, enfermedades neurológicas, diabetes o tratamientos y cirugías relacionadas directamente ligadas a la próstata.

Si actualmente sufre de una impotencia o espera esquivar esta enfermedad, intente seguir estos consejos para vencer esta enfermedad y lograr una mejor salud y una vida sexual más placentera en su vida diaria.

Comienza a caminar

De acuerdo con un estudio de Harvard, el hecho de caminar sólo 30 minutos al día se vinculó con una disminución del riesgo de sufrir impotencia del 41%.

Sin embargo, otras investigaciones indican que el ejercicio moderado puede ayudar a restablecer el rendimiento sexual en hombres obesos de edad mediana con impotencia.

Comer bien

En el estudio del Afecto Masculino de Massachusetts, el consumo de una dieta rica en alimentos naturales como la fruta, las verduras, los granos enteros y el pescado con menos carne roja y procesada y granos refinados, disminuía la probabilidad de que existiera una impotencia masculina.

Prestar especial atención a su salud vascular

La hipertensión arterial, la hiperglucemia, el colesterol alto y los triglicéridos altos causan daño a las arterias del corazón (causando un ataque cardíaco), en el cerebro (causando un derrame cerebral) y llevando al pene (causando impotencia sexual). La ampliación de la cintura también contribuye. Averigüe con su médico si su sistema vascular y por lo tanto su corazón, cerebro y pene están en buena forma o si necesitan un ajuste a través de cambios en su estilo de vida y si es necesario, a través de medicamentos.

El tamaño importa, así que es conveniente adelgazar y permanecer delgado

Los hombres con una cintura de 42 pulgadas tienen un 50% más de probabilidades de tener impotencia en la cama que los hombres con una cintura de 32 pulgadas. La pérdida de peso puede ayudar a combatir la impotencia sexual, así que llegar a un peso saludable y permanecer allí es otra estrategia buena de prevención o corrección. De hecho, la obesidad incrementa los riesgos de enfermedad vascular y diabetes, dos de las principales causas de impotencia sexual. Además, el exceso de grasa afecta a varias hormonas que pueden ser parte de este problema también.

Mover un poco de músculo, no se trata de tus bíceps

La fortaleza del suelo pélvico aumenta la rigidez en las erecciones y ayuda a evitar que la sangre se salga del pene al presionar sobre una vena clave. Según un ensayo británico, tres meses de ejercicios de Kegel dos veces al día (que fortalecen estos músculos), junto con biorretroalimentación y consejos para cambiar el estilo de vida (dejar de fumar, perder peso, limitar el consumo de alcohol), fue mucho mejor que un simple consejo sobre los cambios en el estilo de vida.