≫ Terapias y/o Tratamientos Naturales para la Impotencia Masculina

Terapias o tratamientos naturales para la impotencia masculina

En caso de impotencia o de disfunción eréctil no dejes que la vergüenza obstaculice tu salud sexual y la felicidad que sientes. Intente con los remedios caseros de autoayuda que se mencionaran a continuación. Si no se puede resolver el problema, no dudes en pedir la ayuda de un profesional.

Verifique sus medicinas

Una serie de medicinas puede provocar alteraciones de la erección, entre las cuales se incluyen los medicamentos para la presión arterial, los antihistamínicos, los antidepresivos, los sedantes, los supresores del apetito y la cimetidina, que son medicamentos para las úlceras.

Consulte con su médico si los medicamentos que está tomando le pueden contribuir a la disfunción eréctil. Cuando uno de los medicamentos que usted está tomando tenga como efecto secundario la disfunción eréctil, el médico puede recetarle otro.

Disminuir la exigencia de rendimiento

Ocasionalmente, no es inusual para un hombre tener una impotencia, en ocasiones, luego de beber alcohol o tras una jornada de mucho estrés. No obstante, si usted concede demasiada importancia al incidente y tiene miedo de que se repita, la misma ansiedad puede llegar a ser la causa de la disfunción eréctil. De todas maneras, los cambios de comportamiento son útiles para ello. Las terapias para la impotencia sexual a menudo emplean estrategias para que las parejas no tengan relaciones sexuales y se dediquen al mimo y al contacto sexual, las cuales trabajan gradualmente a lo largo de un período de semanas o meses, dependiendo de la pareja, con el fin de lograr un mayor nivel de contacto sexual y con posterioridad a las actividades de la relación sexual. El objetivo es hacer del sexo una experiencia menos amenazante.

Salga de la rutina

Dele un toque personal a su vida sexual y vaya a un motel o a otro lugar donde experimente nuevas experiencias. Cambie la rutina. Intenta nuevas posiciones. Cómprele ropa íntima nueva a su pareja para verla más sensual y atractiva. El cambio de rutinas ayuda de gran manera a poder mejorar las erecciones y evitar problemas de impotencia sexual. Y por lo tanto es una de las mejores terapias para la impotencia.

Aprenda a relajarse

Las situaciones de estrés provocadas por el miedo al desempeño u otras situaciones de la vida cotidiana pueden agravar las disfunciones eréctiles. Cualquiera que sea la causa, resulta difícil de disfrutar si tienes demasiadas cosas en mente. Realice actividades de relajación tales como la terapia de hipnosis o neural para la impotencia, así también la respiración profunda o la relajación muscular progresiva, donde usted tensa y relaja conscientemente cada parte de su cuerpo una tras otra.

Expresa tus sentimientos

Los problemas matrimoniales o de relación son un factor notorio de los problemas sexuales. El enojo, el rencor y los sentimientos heridos con frecuencia se vuelven parte de la vida sexual de una pareja, transformando la habitación en un campo de batalla. Es muy probable esta situación cuando las parejas no se comunican entre sí. Procura compartir tus sentimientos con tu pareja. Se debe utilizar la expresión "yo" y concentrarse en los sentimientos en lugar de en las acciones de la pareja. Si se realiza una purificación completa de la relación, en vez de ahorrar desperdicio emocional, se puede allanar el camino para lograr una relación más saludable con su pareja.

Conversar sobre el sexo

En ocasiones, los problemas de erección se producen porque simplemente no estás excitado.  Los terapeutas sexuales suelen ayudar a los pacientes a comunicarse más abiertamente sobre sus relaciones sexuales al respecto por lo general lo que les gusta, lo que no les gusta cuando quieren experimentar. De nuevo, las afirmaciones del "yo" son la clave para evitar sentimientos defensivos y heridos.

No beber antes del sexo

El consumo de alcohol o la embriaguez en general pueden afectar considerablemente a sus funciones sexuales, es por eso eliminar por completo esa opción de querer tener relaciones sexuales con tu pareja después de ingerir bebidas alcoholicas.

Recuerde sus experiencias exitosas

Cuando la ansiedad de rendimiento ha socavado su confianza en sí mismo, el hecho de pensar en relaciones sexuales positivas y en experiencias anteriores puede ayudarlo a mejorar la autoestima de la persona. Esta terapia psicológica favorece a la impotencia masculina. De esta forma, se puede convencer de que puede disfrutar de una satisfactoria vida sexual de por vida o por tiempo más duradero.

Incluya a su pareja

Si bien la enfermedad de la impotencia masculina es provocada por los seres humanos, son algunos de los problemas que se presentan y que tienen una solución en la pareja. Cuando el problema no es médico, hay muchas estrategias, o terapias sistemáticas, tal como se describen en el presente capítulo, que pueden ayudar. No obstante, sus probabilidades de recuperación son mucho mejores si su pareja sexual participa activamente en la solución.

Darse cuenta que uno mismo no es raro

Los problemas de erección no significan que usted sea fisiológica o psicológicamente anormal, de ninguna manera. Esto no es tu culpa y no debes sentirte mal o permitir que tu autoestima sufra y sentirte un raro. Por lo contrario, darte cuenta que estos son dificultades normales que están padeciendo millones de hombres en la actualidad.

Lee, después habla

Utilice las numerosas fuentes de información sobre libros de sexo que pueden ayudarle a usted y a su pareja a resolver sus problemas y trabajar en ello, para lograr una vida sexual más satisfactoria, al igual que los manuales de sexo e incluso los videos de impotencia sexual son de gran ayuda.

Olvídate de los afrodisíacos

Las moscas españolas y otros afrodisíacos suelen ser poco más que placebos, píldoras de azúcar que sólo aumentan su autoestima. Además, la mosca española puede ser muy peligrosa e incluso mortal. Evite los remedios alternativos o herbales que supuestamente comprometen a mejorar la vida sexual.

Usa tu imaginación

Muchos hombres con impotencia sexual se involucran en "espectadores" u observan constantemente su propia actividad sexual. Esto saca al individuo del momento y lo hace demasiado crítico. Concéntrate en las alegrías de estar con tu pareja en lugar de juzgarte a ti mismo.

Miedo al rendimiento para su pareja

No olvides que es importante complacer a tu pareja, pero también estás ahí para complacerte a ti mismo.

La masturbación

Alcanzar un orgasmo por sí solo puede ser útil si quieres aprender a lograr tu propio placer (siempre y cuando no sea exagerado). El siguiente paso es llevar esta habilidad a una situación sexual con su pareja. De esta manera, puede cambiar el enfoque del rendimiento a una interacción mutuamente agradable.

No tenga miedo de buscar ayuda

Si su impotencia masculina no tiene causa médica, pueden ocurrir problemas psicológicos o terapia para impotencia psicológica. Los sentimientos de culpa, vergüenza, enojo, miedo, pena y otras emociones pueden afectar su capacidad sexual para actuar. Usted puede obtener ayuda de terapeutas que se especializan en temas sexuales de manera natural. Pídale a su médico o urólogo una referencia de algunos.