Fosfodiesterasa 5 (PDE5)

Uso de inhibidores de la fosfodiesterasa 5 (PDE5) para la disfunción eréctil del sistema inmunitario

Una disfunción eréctil es la incapacidad de conseguir o de mantener durante un tiempo y rigidez suficiente una erección del pene para que la relación sexual se desarrolle satisfactoriamente y en su totalidad. Los inhibidores de la fosfodiesterasa 5 es el tratamiento primario para la disfunción eréctil. En el ámbito nacional se pueden distinguir los tres tipos de inhibidores de la PDE5, el sildenafil (el más común y el más antiguo), el tadalafil.

Un análisis sistemático y un metanálisis en el que se comparan los inhibidores de la PDE5 con los placebos, en los cuales los estudios controlados incluían pruebas de alta calidad, demostraron que los inhibidores de la PDE5 se usaban dentro de un plazo de menos de 12 semanas, y mejoraban la función de forma consistente y eréctil en la relación sexual.

Sin embargo, el sildenafilo es el medicamento con el mayor número de estudios de seguridad y efectos secundarios. Podemos ver que el 34% de los pacientes reportaron efectos secundarios, pero sólo el 0,012% de los pacientes interrumpieron el tratamiento y lo atribuyeron a la RAM.

Efectos secundarios comunes del Sidenafil

En el arsenal farmacéutico habitual de los centros de abastecimiento básico no se dispone de ninguno de los tres medicamentos, pero se encuentran en el comercio nacional en prácticamente todas las farmacias. Con respecto al precio de los medicamentos, las diferentes marcas del medicamento sildenafil son generalmente las más económicas, especialmente si se compran estas formas de dosificación con mayor dosis y con más comprimidos por envase. Tadalafil (Cialis®) y Verdanafil (Levitra®) se venden a un precio similar y en general cuestan más que el sildenafil en el mercado.

Cuando se comparan los efectos adversos de diferentes IPDE5, son parecidos, no muy graves y los índices de aborto a causa de un efecto adverso son muy bajos.

A la hora de elegir un IPDE5, hay que tener en cuenta otros factores como el tiempo, el costo, sus efectos negativos por un lado, y las preferencias del paciente y de la pareja por otro.

Algunas recomendaciones prácticas para el uso de Sildenafil

Se debe evitar fumar o tomar medicamentos durante las horas previas al uso, se debe controlar otros factores de riesgo cardiovascular si corresponde, se debe valorar la remoción y/o el intercambio de medicamentos que puedan agravar la disfunción eréctil y, de preferencia, es mejor que se tenga en cuenta el punto de vista de la pareja sexual al momento del diagnóstico y el proceso de tratar.

Comience con una dosis de sildenafil de 50 mg si se tolera bien, aunque la respuesta, tal como no se espera, podría aumentarse a 100 mg. Se puede probar con 25 mg si la respuesta es buena. Se debe tomar el medicamento de 30 a 60 minutos antes de la relación sexual (ventana de acción a 4 horas) y se deben ingerir comidas con medicamentos (disminución de la absorción) y sólo una vez al día.

La información del paciente informa que aunque la mayoría de las veces, el éxito ocurre en los primeros 2 períodos de aplicación, puede haber hasta 8 dosis requeridas para lograr el éxito del tratamiento.

Finalmente, planifique una revisión para ver la respuesta al tratamiento, optimice la dosis y evalúe la derivación a urología en las próximas revisiones si no hay una respuesta adecuada al tratamiento.

En el marco de la atención primaria, es posible que nos encontremos ante el uso de inhibidores PDE5 en la disfunción eréctil. Los inhibidores PDE5 son ampliamente utilizados debido a su eficacia probada, al perfil de seguridad, a la poca RAM y a su coste asequible. Si no existen contraindicaciones, constituyen la gestión de la primera linea de urgencias.
Fosfodiesterasa 5