≫ Falta de deseo en la mujer SOLUCIONES

La falta de deseo sexual en la mujer ¿Existen Soluciones?

El deseo sexual de las mujeres naturalmente fluctúa con el paso de los años. Los altibajos comúnmente caen al principio o al final de una relación y también con grandes cambios en la vida, tales como un embarazo, la menopausia o alguna enfermedad en particular. Ciertos medicamentos que se usan para tratar los desórdenes del estado de ánimo son también una causa de la falta de deseo en la mujer y en base a eso se debe buscar soluciones, ya sean naturales o mediante fármacos.

¿Como aumentar el deseo de una mujer?

En caso de persistir o reaparecer su falta de interés en las relaciones sexuales y provocar angustia personal, es probable que tenga una afección denominada trastorno del deseo sexual hipoactivo.

Sin embargo, no es necesario cumplir con esta definición médica para buscar ayuda. Si te molesta y sientes que tienes un deseo sexual bajo o una disminución del deseo sexual, hay cambios y técnicas sexuales que te pueden poner en el mejor estado de ánimo con más frecuencia a la hora de tener intimidad. Si existen algunos medicamentos prometedores.

Síntomas de la falta del deseo en mujeres jóvenes ¡Soluciones!


Aunque las diferencias pueden causar angustia, si quieres tener relaciones sexuales con menos frecuencia que tu pareja, en esta etapa de tu vida ninguno de los dos está fuera de la normativa o es algo anormal que les está pasando.

Del mismo modo, aunque su deseo sexual es menor que antes, es posible que su relación sea más fuerte que nunca sin basarse en el sexo. En resumen, no existe un número mágico que defina el deseo sexual insuficiente. Esto varía según se trate de mujeres.

Entre los síntomas del deseo sexual reducido en las mujeres jóvenes e incluso mayores, se encuentran:

• Ser indiferente a cualquier tipo de actividad sexual, entre ellas la masturbación.
• Jamás o sólo en contadas ocasiones tener fantasías o ideas sobre el sexo.
• Preocuparse de que no tenga actividades o fantasías sexuales.

¿Cuando consultar a un médico para tratar la falta de deseo sexual?

Si a usted le preocupa su poco deseo sexual, consulte a su médico lo antes posible, esto no requiere de un tiempo determinado, mientras más antes lo haces, aceleras el proceso de mejorar tu problema. Esto puede ser una solución sencilla, como por ejemplo, modificar un tratamiento que está tomando y remediar las afecciones médicas crónicas que puedan presentarse, ya sea la hipertensión arterial del paciente o un caso de tener diabetes.

Causas de la falta de deseo sexual

La voluntad de tener relaciones sexuales se fundamenta en una interacción complicada que afecta a la intimidad, como el bienestar emocional y físico, las percepciones, las convicciones y la forma de vida de la persona y su relación actual. El hecho de tener un problema en cualquiera de estas áreas podría influir en su deseo de tener relaciones sexuales con su pareja.

Causas físicas que afectan el apetito sexual de la mujer

Una gran variedad de enfermedades pueden ocasionar esta falta de apetito de querer tener sexo con tu pareja, entre ellas están, las alteraciones físicas y medicaciones que provocar una baja libido.

Los problemas sexuales

Si usted padece dolor durante el acto sexual o tiene dificultad para llegar al orgasmo, este puede reducir el deseo de tener relaciones sexuales e incluso puede causar molestias.

Enfermedades médicas

Hay muchas otras enfermedades no sexuales que afectan el impulso sexual, entre ellas pueden incluirse la artritis, el cáncer, la diabetes, la presión arterial alta, la cardiopatía coronaria y los trastornos neurológicos.

Los medicamentos

Algunos medicamentos recetados, en especial los antidepresivos llamados inhibidores de la recaptación selectiva de serotonina, disminuyen notablemente la falta de deseo sexual.

El estilo de vida y hábitos

Es posible que un vaso de vino la ponga de buen humor, pero el exceso puede afectar el apetito del deseo sexual. Y lo mismo sucede en lo referente a las sustancias prohibidas, como las drogas. Asimismo, el hábito de fumar reduce la circulación sanguínea, por lo que puede provocar un estado de alerta anormal.

Las cirugías

Todas las cirugías quirúrgicas relacionadas con los senos o el tracto genital afectan negativamente la imagen corporal, el funcionamiento sexual y las ganas de practicar una actividad sexual.

El cansancio

El cansancio ya sea por el cuidado de los niños pequeños o de los padres que envejecen, el caso que sea de cansarse puede ayudar a reducir el deseo sexual. También la fatiga causada por la enfermedad o la intervención quirúrgica puede desempeñar un papel importante en la disminución del deseo sexual.

Los cambios hormonales

Los cambios en los niveles hormonales alteran nuestro apetito sexual. Esta situación puede darse en el transcurso de:

• La menopausia. El nivel normal de estrógeno cae durante el período de cambio a la menopausia. De esta manera, puede perder el interés en las relaciones sexuales y provocar la sequedad de los tejidos vaginales, lo cual puede resultar doloroso o incómodo para usted. Si bien muchas mujeres todavía tienen relaciones sexuales satisfactorias durante la menopausia y más allá, otras experimentan una libido retardada debido a ese cambio hormonal.

• El embarazo y la lactancia. Durante el embarazo, inmediatamente después de tener un bebé y al amamantar, las hormonas pueden disminuir las ganas del deseo sexual de la mujer.

El cansancio, las alteraciones en la imagen corporal, la presión del embarazo y el cuidado de un bebé recién nacido son factores con los que también se puede modificar la atracción sexual de una mujer.

Causas psicológicas de la falta de deseo sexual

La forma de pensar de la persona puede influir en sus deseos sexuales. El apetito sexual lento se debe a muchas causas psicológicas, como por ejemplo:

• Los problemas mentales, tal como la ansiedad y la depresión.
• El estrés, como por ejemplo un estrés económico o de trabajo.
• Mala calidad de imagen corporal.
• Autoestima baja.
• Antecedentes de maltrato físico o sexual.
• Las experiencias negativas sexuales en el pasado.

¿Los problemas de pareja afecta a la calentura sexual?

La cercanía emocional para muchas mujeres es el preludio fundamental para la intimidad sexual. Los problemas en su pareja es un factor primordial en el deseo sexual bajo. El interés disminuido en el sexo suele obedecer a problemas continuos, como:

• La falta de contacto con su pareja.
• Conflictos o luchas no resueltos.
• Falta de comunicación sobre las necesidades y gustos sexuales.
• Temas relacionados con la confianza.